Paseo de la Estación, 16 - Ciempozuelos, 28350, (Madrid)

La estimulación cognitiva, un eje indispensable en el cuidado de nuestros residentes

Los residentes en centros geriátricos consiguen grandes avances con esta práctica

 

titulo
estimulación cognitiva mayores
tulo

Vamos a empezar por definir lo que entendemos por estimulación cognitiva. Se trata de un grupo de acciones enfocadas a mejorar o mantener las funciones cognitivas. En definitiva, hacer ejercicios mentales para mantener activo el cerebro. Nuestros mayores deben estas activos físicamente, pero también mentalmente.

 

Hay diferentes funciones cognitivas que se pueden ejercitar con el fin de mejorarlas. Algunas de ellas las explicamos a continuación:

 

 

Memoria: es la capacidad de almacenar y recuperar información. A través de ella recordamos emociones, experiencias, conocimiento, personas u objetos.

Orientación: es la función que nos ayuda a ser conscientes de nosotros mismos, de dónde nos encontramos y de en qué momento estamos. Gracias a ella sabemos nuestra edad o el año en el que vivimos, nos hace situarnos. 

Lenguaje:  es una función básica que engloba la expresión, la comprensión, la fluidez y la capacidad de nombrar o describir.

Atención: se produce cuando ponemos nuestro foco sobre alguna tarea concreta sin dejar que otros estímulos nos distraigan.

Funciones ejecutivas: se trataría de las actividades que nos permiten organizar, planificar, revisar, etc. Por ejemplo el razonamiento, la flexibilidad o la toma de decisiones.

 

En 'Residencia Palacios' ofrecemos a diario a nuestros residentes todo tipo de ejercicios enfocados a mejorar sus funciones cognitivas

 

Estos ejercicios o actividades nos ayudan a mantener y mejorar nuestras capacidades mentales. Existen ejercicios diseñados por profesionales para mejorar todas estas funciones cognitivas en nuestros mayores. Estas actividades o tareas de refuerzo pueden utilizarse también para frenar algunas patologías como el deterioro cognitivo leve o incluso el Alzheimer. 

 

Si hablamos de Alzheimer los ejercicios deberían ser específicos y adaptados a la persona afectada según las capacidades que conserve. En este caso la estimulación cognitiva se centraría en ralentizar el deterioro, impedir la desconexión con el entorno que le rodea o mejorar su autonomía.

 

20 de mayo de 2021