Paseo de la Estación, 16 - Ciempozuelos, 28350, (Madrid)

Los cinco beneficios del ejercicio físico en las personas de edad

Llevar una vida razonablemente activa aporta múltiples ventajas a las personas de edad

 
titulo
Nutrición Saludable para nuestros Mayores

Existen más de una veintena de enfermedades relacionadas con las personas mayores que pueden prevenirse con la actividad física. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda 150 minutos semanales de actividad física moderada. Aunque a priori puede parecer mucho, si la persona mayor sale a pasear unos veinte minutos al día alcanza fácilmente esta cifra. 

 

Las ventajas de la actividad física en las personas mayores son múltiples. Mejora su autonomía, su equilibro y, sobre todo, su esperanza de vida. Estos son cinco de los beneficios de llevar una vida razonablemente activa:

 

  1. Aumento de las capacidades: Ha quedado comprobado que los mayores que realizan actividad física de forma habitual mantienen durante más tiempo sus capacidades cognitivas.
  2. Mayor autonomía: Al realizar ejercicio físico las personas mayores desarrollan una mejoría de su autonomía. Ser activos les hace caminar más y con mayor estabilidad.
  3. Más equilibrio: Las personas mayores que se mantienen activas sufren menos caídas. La actividad física mejora el equilibrio y fortalece los músculos.
  4. Evitar riesgos: El ejercicio físico disminuye la presencia de sustancias nocivas en el organismo tales como el colesterol o el azúcar en sangre.
  5. Calidad de vida: La esperanza de vida es mayor en las personas que practican ejercicio. Vivirán más y mejor.

 

Puede ocurrir que muchos de nuestros mayores no hayan practicado ningún deporte con anterioridad y no tengan interiorizado el hábito del ejercicio físico en sus vidas. Con el fin de ayudarles a familiarizarse con la actividad física y, sobre todo, para motivarles y que la vean como una parte positiva de su rutina, hay una serie de consejos que se pueden tener en cuenta:

 
  1. Adaptación de la actividad a cada persona: incluso las personas con movilidad reducida pueden realizar algún tipo de actividad beneficiosa para su salud. Si los ejercicios se adaptan a las condiciones de la persona mayor podrá verse mejoría con el paso de los días.

  2. Horarios: se deben evitar las horas centrales del día durante la temporada de más calor. Quizá es más recomendable realizar el ejercicio durante la mañana.

  3. Duración: el tiempo mínimo debe ser superior a los 10 minutos. Cada ronda de ejercicios debe llegar a los 10 minutos para ser efectiva.

  4. Practicar Gimnasia: la gimnasia de mantenimiento es un ejercicio muy recomendable para las personas mayores. 

  5. Sesiones de baile: el baile es una actividad moderada que ayuda a mejorar la coordinación y el equilibrio.